martes, 21 de septiembre de 2010

La Inclusión como Cultura Corporativa


Descripción de imagen: Logotipo Open Plaza



Buenas Prácticas en Open Plaza Atocongo

Es sabido que el trato al cliente y la adecuada atención al usuario es un signo, un indicador de calidad en las empresas y organizaciones modernas. Y si a eso le sumamos un trato inclusivo y atractivo para los clientes con discapacidad, dicho indicador mejora cualitativamente.
Ayer lunes y ya casi por regla general, los empleados de las dos mega-tiendas del complejo ‘Open Plaza’ ubicada en Atocongo, (ingreso de San Juan de Miraflores), volvieron a ofrecer una atención digna de reconocimiento a una de sus asiduas clientes invidentes.
Al percatarse que Paola, (persona ciega), llega a la tienda, referida, es recibida por algún personal de seguridad, quien inmediatamente coordina por radio privada con algún agente o personal del establecimiento, solicitando el apoyo del caso. Casi nunca demoran en llegar uno y, hasta a veces, dos personas para guiarla en sus compras. Por lo general la ponen en contacto con la vendedora o impulsadota de los productos de su interés, para que Paola, en este caso, pueda hacer sus consultas y escoger los productos de su interés.
Luego de la rutina, se dirigen a la caja, que suele ser la preferencial para clientes con discapacidad o con alguna necesidad específica, donde tras efectuar el pago correspondiente, siempre alguien la guía hasta los taxis de la salida.
Este es un trato que sin duda alguna merece el reconocimiento por la calidad, por la consideración a la necesidad de uno de sus clientes, y por la impronta humana que comporta este estilo. Es un indicador que habla bien de esta corporación y que, por supuesto, esperamos que se generalice en todos los establecimientos de este tipo.
Bien por ‘Open Plaza’, y sus tiendas, bien por la inclusión de las personas con discapacidad en nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario